BLOG

Consejos

La vuelta al cole: ¿los perros se sienten solos?

¡Qué felices se sienten nuestras queridas mascotas, durante las vacaciones, al poder disfrutar continuamente de nuestra compañía!
Qué maravilla compartir con ellos esos largos paseos por el bosque, los baños en el rio, en la playa y verlos correr por los prados. Esa actividad constante que les deja agotados y les hace caer rendidos para disfrutar, a nuestro lado, de la saludable costumbre de la siesta.

Llega septiembre, se acaba el verano. Llega la “vuelta al cole”. A nosotros, los adultos, y también a los niños, nos supone un significativo esfuerzo retomar las rutinas (horarios, jornadas laborales, coles, obligaciones, etc…). Y, ¡cómo no!, a nuestras queridas mascotas también.

Los perros, en la vida salvaje de la naturaleza, siempre se han desenvuelto en manada. Estar solos, sin las interrelaciones y dependencias sociales, para ellos es un estado antinatural. Para nuestras mascotas, la “vuelta al cole” implica muchas horas de soledad en casa, y eso, les puede causar ansiedad.

Estar solos, sin las interrelaciones y dependencias sociales, para ellos es un estado antinatural.

Te damos, a continuación, unos sencillos consejos para que consigas que tu perro se sienta bien y sea capaz de permanecer en soledad, lo más tranquilo y relajado posible.
 

1. Lo más importante es que, a la vuelta de vacaciones, le lleves al veterinario para hacerle una revisión general y, sobre todo, para chequear su pauta de desparasitación - por dentro y por fuera - ya que puede haber estado en contacto con pulgas, garrapatas y gusanos. Esto será imprescindible para evitar futuros r riesgos de contraer enfermedades, algunas de ellas graves para él y, también, para el resto de la familia. Pregunta a tu veterinario por la Doble Protección Mensual.
 

2. RUTINAS DIARIAS EN CASA:
Llegado este momento del año, en casa podríamos seguir unas rutinas diarias que aplicaríamos de forma gradual:

  • PASEO:
    Un largo y activo paseo antes de irnos de casa.
     
  • COMIDA:
    Darle de comer y beber después del paseo.
     
  • DESPEDIDA:
    Nos despediremos de nuestra mascota 30 minutos antes de salir. Es decir, todas esas fiestas, palabras cariñosas, caricias, juegos, etc… se las proporcionaremos media hora antes de salir y dejarlo solo. Durante ese periodo de tiempo (máximo de 30 min.), evitaremos acariciarlo, hablarle e incluso mantener el contacto visual. De este modo, la separación será más gradual.
     
  • ACTITUD:
    Nos mostraremos calmados, pero al mismo tiempo firmes. Así conseguiremos transmitirle seguridad.
     
  • REGRESO A CASA:
    Cuando regresemos a casa, con toda seguridad, nuestra mascota nos recibirá con su habitual entusiasmo, haciéndonos todas las fiestas que pueda para reclamar nuestra atención. Hemos de conseguir, aunque nos cueste un poco, mantenernos firmes, sin acariciarle ni hablarle hasta que consiga estar calmado. Cuando se haya tranquilizado, será el momento de recompensarlo con lo que más le guste; caricias, juego, premios…


Sería recomendable, a ser posible, que, en los días previos a nuestra reincorporación a la rutina habitual, pusiéramos en práctica estas rutinas de forma gradual. Empezando con tiempos de ausencia cortos - de 10, 20 o 50 minutos - e ir aumentándolos progresivamente hasta llegar a las 8 horas de costumbre. 

Siguiendo estos sencillos consejos, tu mascota conseguirá volver a la normalidad de forma tranquila y saludable. Si notases cualquier comportamiento extraño o respuesta fuera de lugar, deberías consultarlo con tu veterinario de confianza.

PREGUNTA A TU VETERINARIO POR

LA DOBLE PROTECCIÓN MENSUAL

LLÉVATE UN OBSEQUIO
SOLO POR INFORMARTE