Blog Mascotas

Curiosidades

Los cambios de temperatura y los peludos

Hay una creencia generalizada de que los parásitos que infestan a nuestros peludos sólo aparecen en primavera. Es una concepción errónea puesto que conviven en nuestro entorno durante todo el año. Sin embargo, sí es cierto que la llegada del buen tiempo fomenta que proliferen. No obstante, ya no sólo debe preocuparte la primavera ya que el cambio climático ha propiciado que las estaciones del año no tengan las condiciones y temperaturas que conocías hasta ahora.

Por lo tanto, debes tener en cuenta cómo afectan estos cambios de temperatura a tu peludo para estar preparado y protegerle de la mejor manera, no sólo de parásitos sino de su estado de salud en general.

 

El desajuste de temperatura afecta su metabolismo, comportamiento e incluso hábitos de alimentación.

Piensa, si normalmente a ti te afecta un cambio de estación, ¿cómo le afecta a tu peludo si, además, este cambio es brusco? El desajuste de temperatura afecta su metabolismo, comportamiento e incluso hábitos de alimentación. Como cada vez el clima es más cálido, incluso en épocas que se suponen frías, la humedad aumenta. Esto, le puede provocar inflamaciones como otitis e incluso dolor de articulaciones o artrosis. A la vez, puede afectar a su conducta, volviéndole más apático o menos enérgico de lo normal.  De hecho, en los humanos, existe el SAD (Sesasonal Affective Disorder), un trastorno afectivo estacional que también se replica en los peludos y que justifica este cambio de comportamiento.

Actualmente, en un mismo mes, encontramos contrastes de temperaturas que provocan que su sistema inmune se debilite, cogiendo resfriados. A esto se le suma que los últimos veranos se han batido récords de temperaturas altas, algo que provoca que la temperatura corporal de tu peludo también aumente. Esto, puede ocasionar que sus órganos vitales dejen de funcionar con normalidad.

Además, este cambio de temperaturas ha provocado la migración de moscas y mosquitos que antes no existían en España, portando parásitos como los GUSOCs (gusanos del ojo y del corazón) que transmiten las enfermedades Thelazia y Dirofilaria. La del gusano del ojo puede generar conjuntivitis o ceguera temporal a tu peludo. La del corazón puede provocarle insuficiencia cardiaca.

Lamentablemente, no puedes frenar el cambio climático, pero ¡puedes prevenir a tu peludo del riesgo que comporta! Te dejamos tres recomendaciones:

Anima a tu peludo

Aunque los cambios de temperatura cambien la actitud de tu peludo y esté más pasivo y apático, ¡no dejes de jugar con él! Y, obviamente, de pasearle. Debes animarle y mantener los horarios de siempre para mejorar su estado de ánimo. Además, le mantendrás saludable para cuando quiera volver a darlo todo.

 

Hola, ola de calor

Cuidado con las almohadillas de tu peludo en verano, lo mejor es que los paseos no sean en horas punta de calor e ir por la sombra. Nada de dejarle dentro del vehículo, ni que sea con las ventanillas bajadas. Vigila que tenga siempre agua en abundancia y fresca. ¡Y cortarle el pelo para que sufra menos las altas temperaturas!

 

Doble Protección Mensual

Para prevenir a tu peludo de parásitos emergentes, te recomendamos que preguntes a tu veterinario por la Doble Protección Mensual, la única que previene contra los GUSOCs (gusanos del ojo y del corazón) que afectan a tu mascota. Sigue estas recomendaciones y, de mientras, mira nuestro perfil de Facebook junto a tu peludo, ¡hay posts especialmente para él! Así, ¡también le animarás en sus días más bajos!

PREGUNTA A TU VETERINARIO POR LA DOBLE PROTECCIÓN MENSUAL Y LLÉVATE UN OBSEQUIO