BLog

Curiosidades

Todo sobre el carácter de los gatos y personalidad

Los gatos pueden ser increíbles. Son nuestros animales de compañía, con personalidades únicas. ¿Quieres conocer más detalles sobre el carácter de los gatos? Continúa leyendo.

 

Tipos de personalidades de los gatos

 

Al igual que los humanos, existen varias personalidades que definen a estos animales. Podemos definir un total de cinco tipos:

  • Frívolo: es el gato más asustadizo, el típico que sale disparado del sofá al ver que llegan invitados a casa. Se caracteriza por ser muy nervioso.
     
  • Extrovertido: es el llamado gato curioso. Les encanta establecer relaciones con su alrededor. Juegan con sus juguetes y liberan mucha energía, ¡cuidado con su aburrimiento, porque pueden destrozar muebles! Además, les encanta estar en el jardín y en la calle, por lo que es crucial llevar controles de desparasitación para evitar que contagien a tu familia.
     
  • Espontáneo: se caracteriza por reaccionar ante distintas situaciones de manera diferente. Puede llegar a ser ansioso o todo lo contrario, según el día.
     
  • Amistoso: es cariñoso, duerme contigo y disfruta estando en tu espacio personal.

 

Tener un gato en casa implica tener un pequeño observador. Esta mascota puede conocer más del dueño de lo que él cree.

 

 

Comportamientos de los gatos

 

Cada gato desarrolla sus comportamientos propios, respondiendo ante distintos estímulos. Por lo general, los desarrollan según los factores genéticos (los propios de su especie), su socialización con humanos y otros animales y factores ambientales.

A priori, debes saber que existen muchos tipos de comportamientos: el de la atención, el de la ansiedad, el de la felicidad, el del enfado, miedo o frustración, entre otros.

 

¿Cómo entender el carácter de los gatos?

 

No es sencillo comprenderlos. Debes analizar sus movimientos pero, sobre todo, su ronroneo. Este puede ayudar a transmitir más de 60 mensajes diferentes con cada uno de sus matices.

Si, por ejemplo, notas que tu gato te lame el pelo o la cara, significa que intenta asearte. Es un comportamiento positivo. O, incluso, si observas que tu gato frota su cabeza en ti, significa que está expresando su cariño.

Por otro lado, si tu gato muerde el césped o plantas, indica que está intentando “limpiar” su sistema digestivo. En estos casos, es importante realizar una doble desparasitación interna y externa (siempre con la supervisión del veterinario). Recuerda preguntar a tu veterinario por la Doble Protección Mensual y ¡llévate un obsequio!

Por último, destacar que los comportamientos de gatos enfadados se manifiestan en orejas tensas, bigotes rígidos, mirada penetrante, cola rígida y recta. Este comportamiento puede ir acompañado del silencio o de un gruñido por parte de tu felino.

 

¿Cómo afecta nuestra actitud a los gatos?

 

Tener un gato en casa implica tener un pequeño observador. Esta mascota puede conocer más del dueño de lo que él cree. Si tu gato convive contigo siempre, puede saber incluso cuándo cambias de humor.

Un ejemplo vendría a ser cuando estás triste. En este caso tu compañero felino, puede mostrarse más cercano contigo para averiguar la causa de su estado anímico. Puede que en esta ocasión el gato también se muestre más ansioso. O, incluso, puede ocurrir lo contrario cuando el dueño está de buen humor.

Con toda esta información, podemos decir que el carácter de los gatos puede ser muy dinámico. Sea extrovertido, ansioso, frívolo o espontáneo, siempre aconsejamos llevar a cabo los cuidados de desparasitación para evitar el riesgo de contagio de parásitos más comunes en nuestro entorno.