BLog

Curiosidades

Cómo tu gato te dice “te quiero”

LAS 10 SEÑALES DE QUE TU GATO TE QUIERE

 

Los gatos también tienen sus muestras de cariño y afecto, aunque lo hacen con sus propios comportamientos y gestos corporales.

Al igual que explicamos Cómo tu perro te dice “te quiero”, en el caso de los felinos, también existen claras señales de que tu gato te quiere. Saber reconocerlas es muy sencillo. A continuación, te mostraremos cómo descifrar el lenguaje corporal de los gatos y así comprender mejor su cariño.

 

Cómo saber que tu gato te quiere

 

Para que puedas percibir sus señales perfectamente, te enumeramos a continuación 10 comportamientos cariñosos de los gatos, una prueba indudable de su amor.

 

1. El ronroneo

El ronroneo de tu gato puede expresar mucho. Si estás acariciándolo y ronronea, emitiendo un sonido entre profundo y suave, es un signo de amor. Está cómodo contigo y esta es su forma de demostrártelo.

 

2. Levanta la cola

Quizás sea el signo más complicado de percibir, ya que los gatos levantan la cola mostrando alerta y nerviosismo. Pero en caso de que se rocen contigo y la alcen al mismo tiempo, torciendo ligeramente su punta, es un símbolo de afecto por ti.

 

3. Te amasa

Los gatos tienen como instinto, desde que nacen, amasar la barriga de su madre para fomentar la producción de leche, antes de ser amamantados. Así que si tu gato te amasa, significa que muestra un gran cariño hacia ti, como si fueras su progenitora.

 

El sueño del gato es sinónimo de vulnerabilidad, por eso, cuando duerme contigo te muestran su confianza y, por tanto, su cariño.

 

4. Se refriega contigo

Cuando lo hace con su cabeza o su cara es una señal de afecto y refuerzo del vínculo entre vosotros. De esta forma, tu gato suele marcar lo que le produce afinidad, ya que por esa parte de su cuerpo produce feromonas, con las que señala como un acto de posesión.

 

5. Te mira y parpadea

Mirarte fijamente y parpadear con lentitud es señal de confianza hacia ti, una manera de expresarte su cariño y la seguridad que le produces.

 

6. Te lame

La lamida de un gato es un gesto de querer cuidarte, así que no cabe duda de que, ante su lengüetazo, te está diciendo que te quiere y va a protegerte.

 

7. Te da mordisquitos

Si sientes sus tiernos mordisquitos, sin ejercer ninguna presión, es que está jugando contigo y, por tanto, te quiere, dándote toda la confianza. Sin embargo, si esos mordiscos son con fuerza, puede que sea por otras razones como que se siente intimidado, tenga malestar o simplemente, quiere jugar o no quiere más caricias en ese momento.

 

8. Te trae un regalo

Posiblemente te sorprenda encontrar que tu amigo felino te trae una presa muerta o, incluso viva, como por ejemplo un ratón. Pero, indudablemente, te considera de su familia y está compartiendo contigo un bocado delicioso, según su perspectiva gatuna.

 

9. Duerme cerca de ti

El sueño del gato es sinónimo de vulnerabilidad, por eso, cuando duerme contigo te muestran su confianza y, por tanto, su cariño.

 

10. Se coloca panza arriba

Este es un gesto indudable. Colocarse panza arriba es una muestra de afecto enorme. Se expone a ti, al mismo tiempo que te pide una caricia. ¿Te resistirás a tanta ternura?

 

Cuando faltan esas demostraciones de afecto de los gatos

 

Cada felino demuestra el afecto a su manera. Existen muchas personalidades gatunas. Conforme vayas conociendo a tu gato, sabrás identificar sus comportamientos de afecto y también sus momentos en los que necesita su espacio. Poco a poco crearéis vuestro propio vínculo y disfrutaréis de vuestro cariño mutuo.

Si sientes que tu gato está apático o no muestra ninguna de estas señales de cariño hacia ti, puede ser por varios motivos, como encontrarse mal, debido a posibles parásitos. No lo dejes pasar, acude a tu veterinario para que lo revisen y asegurarte que está protegido por dentro y por fuera, con la Doble Protección Mensual. A veces, los síntomas no se aprecian, pero puede estar infestado de parásitos internos o externos como gusanos, pulgas, garrapatas u otros ácaros.

Consigue el cupón y pregunta a tu veterinario por la Doble Protección Mensual ¡y llévate un obsequio! sólo por informarte.

Verás cómo, cuando se encuentre bien, vuelve a ser el amigo de siempre.