BLOG

Consejos

Cómo proteger a tu perro del sol y del calor

El verano es una de las estaciones más increíbles del año pero el aumento de la temperatura puede ser perjudicial para tu perro, ya que en cuestión de minutos puede sufrir un golpe de calor que incluso podría provocarle la muerte. Esto es debido a que los perros no sudan como los humanos, si no que jadean, siendo esta su forma de disminuir su temperatura corporal. Por eso, es fundamental cuidarlo en esta época del año contra el calor excesivo. Descubre unos consejos para que tu perro pueda disfrutar del verano tanto como tú:

  • No dejes a tu mejor amigo en el coche
    No hace falta días de mucho calor para que el interior de nuestro coche se convierta en un horno. Un estudio mostró que la temperatura del interior de los vehículos aparcados se puede llegar a duplicar respecto al exterior aún dejando la ventana abierta. Por ello nunca se debe dejar a un perro dentro ya que esto puede hacer que tu mascota se deshidrate y en casos más extremos, llegar a morir por un golpe de calor.

“Es común que la alimentación del perro cambie en el verano. Con las altas temperaturas el perro acaba jugando y corriendo menos, y gasta menos energía.”

  • Lleva agua siempre que salgas con él
    Independiente del lugar del paseo, lleva agua fresca siempre contigo y un recipiente. Así, si tiene sed, va a poder refrescarse rápidamente en el caso de que lo necesite. También procura mojarle la cabeza y el tronco para ayudarle a bajar la temperatura corporal.
     
  • Cuidado con el horario de los paseos
    Llevar a tu perro a pasear parece una gran idea para disfrutar de las vacaciones, pero debes vigilar no salir a pasear durante las horas de más calor. Reserva estos momentos para la primera hora de la mañana o al final de la tarde. Además, hay que tener cuidado con sus patitas ya que son muy sensibles al calor. ¡Imagínate correr descalzo en una arena muy caliente! Esto es lo que los perros sienten al caminar con las patas en las aceras y en el asfalto caliente.
     
  • Protégelo del sol incluso en casa
    Si tu perro tiene una amplia terraza o jardín donde poder estar, comprueba que siempre tenga un lugar cómodo y protegido del sol. Si tienes espacio en casa puedes poner una pequeña piscina hinchable para que tu mejor amigo se refresque cuando lo necesite.
     
  • No le cortes el pelo
    Un error muy común es cortar el pelo a los perros cuando llega el verano. En muchos perros el pelo actúa como una barrera ayudando a soportar mejor el calor y evitando insolaciones y problemas de piel. Lo que sí que es importante es cepillaros bien. El cepillado del pelo de los perros de pelo largo es muy importante en verano, ya que si no eliminamos el pelo que se le cae, éste se puede acumular e impedir que pueda expulsar bien el calor interno.
     

  • Observa las señales de sobreexposición
    Si notas que tu perro está muy jadeante, llévalo a un lugar fresco que disponga de mucha agua. En casos de exposición solar, los animales pueden tener fiebres altas, taquicardias o incluso vómitos. Éstos son signos de insolación y requieren ir con urgencia al veterinario. En el camino al veterinario puedes aplicar toallas empapadas con agua fría en las áreas sin pelo del cuerpo del perro.
     
  • Cuida su alimentación
    Es común que la alimentación del perro cambie en el verano. Con las altas temperaturas el perro acaba jugando y corriendo menos, y gasta menos energía. Entonces es normal que acaben comiendo menos. No lo fuerces a comer más de lo que realmente necesita. Para facilitar la nutrición de tu perro cuando hace calor, puedes cambiar la rutina, ofreciendo la ración en horarios más frescos del día o incluir la alimentación húmeda en la dieta.
     
  • Nada de helados
    A las personas nos encanta refrescarnos tomando un helado, batidos, etc. pero éstos no son buenos para los perros por la cantidad de azúcar que contienen. Si quieres que tu mejor amigo se refresque, le puedes poner algún cubito de hielo en el bebedero ya que el hielo no es perjudicial para los perros y a ellos les encanta lamerlo.
     
  • Cuidado con las garrapatas
    En primavera-verano, las garrapatas y otros parásitos son más frecuentes. Evita que tu perro, y tu familia, se contagien. Consulta a tu veterinario de confianza por la Doble Protección Mensual adaptada a las características de tu perro.

PREGUNTA A TU VETERINARIO POR

LA DOBLE PROTECCIÓN MENSUAL

LLÉVATE UN OBSEQUIO
SOLO POR INFORMARTE