BLOG

Pequeños Animales

El peligro de las orugas: consejos para proteger a tu perro

Seguramente habrás visto en pinares, parques, bosques o jardines, orugas moviéndose por el suelo en línea como una procesión, ¿Os suena? Se las conoce, precisamente, como orugas procesionarias.

“el contacto con las orugas puede ser fatal”

Aunque pueden parecer inocuas, su cuerpo está cubierto de pelos que liberan una toxina llamada Taumatopenia, capaz de provocar graves reacciones alérgicas en tu perro al olfatearlas, lamerlas o comerlas.
Los síntomas más habituales de esta intoxicación son: hipersalivación (babeo), picor, Inflamación de la cabeza, labios y lengua, pudiendo apreciarse cambios de coloración en esas zonas, agitación, vómitos, jadeo, dificultad respiratoria, etc. En algunos casos, el contacto con las orugas puede ser fatal.

“En caso de contacto con una oruga, acude inmediatamente a tu veterinario.”

Por todo esto, te dejamos algunos consejos para evitar el riesgo de esta intoxicación:

  • Evitar los paseos con tu perro por zonas infestadas de orugas, sobre todo, entre febrero y abril, cuando las temperaturas empiezan a subir, aunque debido al cambio climático su presencia se va ampliando cada vez más.
  • Debes utilizar guantes y lavar bien la zona afectada con agua corriente, pero sin frotar, puesto que la fricción estimula la producción de toxinas y ayuda a su penetración y, repetimos, ir inmediatamente a tu veterinario.
  • Ante la presencia de este insecto en parques, jardines o bosques, informa a las autoridades para que tomen las medidas necesarias. Para eliminar las orugas de tu campo o jardín, déjate aconsejar por una empresa de control de plagas para que te propongan la mejor solución.
  • En caso de contacto con una oruga, acude inmediatamente a tu veterinario. La rapidez con la que se administre el tratamiento es esencial para salvar su vida.

 

PREGUNTA A TU VETERINARIO POR

LA DOBLE PROTECCIÓN MENSUAL

LLÉVATE UN OBSEQUIO
SOLO POR INFORMARTE